3 ago. 2015

Presente y futuro de Argus II (Ojo Biónico)



Second Sight Medical Products Inc. es la fabricante de esta prótesis.


Aunque la tecnología ocular biónica parece nuevo, su desarrollo ha estado en marcha durante más de dos décadas. La investigación y la experimentación en un ojo biónico comenzaron a principios de 1990 en la Universidad Johns Hopkins. En 1998, este trabajo había demostrado que una prótesis de retina podría utilizar la electricidad para estimular la retina y producir manchas de luz visible a los pacientes ciegos. Esto creó el potencial para la restauración de la vista en pacientes con retinosis  pigmentaria avanzado, una enfermedad genética rara que afecta a un estimado de 1,5 millones de personas en todo el mundo.

La tecnología de la que Argus II desarrolló fue una extensión natural de la tecnología de implante coclear, aunque la construcción de electrodos en miniatura en mayores números necesarios a desarrollar desde cero. La investigación se benefició del desarrollo de los teléfonos celulares y la miniaturización de las computadoras y cámaras.
El primer ensayo clínico se inició en 2002 con Argus I, un implante de 16 electrodos en base a una plataforma del implante coclear establecido. Después de los estudios con éxito, un juicio por Argus II, un dispositivo de 60 electrodos diseñados para ser más pequeño y más fácil de implantar, comenzó en 2007. Las pruebas fueron exitosas y Argus II ya ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Argus II está aprobado para su utilización comercial, tanto en los EE.UU. y el exterior. Fuera de los EE.UU., el Argus II está indicado para personas con severa a profunda pérdida de la visión debido a la degeneración de la retina externa. En los EE.UU., la etiqueta del producto restringe el uso en los pacientes con percepción de la luz desnuda o ninguna percepción de la luz, causada específicamente por la enfermedad degenerativa de la retina externa de la retinosis pigmentaria. Además, los candidatos deben ser afáquico, lo que significa que no pueden tener su lente natural en su lugar. Si su lente natural no ha sido retirado previamente en una cirugía de cataratas antes, se requiere la eliminación de la lente en el momento de la implantación.
Argus II consta de tres componentes; un implante que se coloca quirúrgicamente en la retina, un par de gafas con una cámara adjunta y una unidad de procesamiento de vídeo portátil (VPU). Las imágenes se capturan por la cámara, procesado por la VPU y luego transmiten de forma inalámbrica al implante, que comprende una matriz de 60 electrodos.

El implante convierte la información en una serie de pequeños impulsos eléctricos. El paciente "ve" imágenes-similar a cómo las imágenes aparecen en un cuadro de indicadores -que digitales aprenden a interpretar en escala de grises. Un extenso periodo de ajuste después de la implantación adapta el dispositivo al nivel óptimo para cada individuo. Con Argus II, los usuarios pueden detectar objetos en su camino, o cosas como puertas o las líneas de un paso de peatones. El movimiento y los objetos con mayor contraste de luz tienden a ser más fácil de detectar.
Desde la perspectiva de un paciente, el dispositivo puede proporcionar un mayor grado de movilidad. Si bien no pueden tener la vista "normal", los pacientes equipados con el Argus II han demostrado la capacidad de seguimiento de las aceras, evitar obstáculos, siga las líneas de alto contraste en el terreno, que en general les ayuda a sentirse más seguro y con más confianza. Para muchos, obstáculos tales como puertas y muebles ya no representan un problema y la manipulación de objetos como vasos y utensilios se hace menos complicado. Algunos pacientes incluso han informado de que actividades como el tiro con arco o el baloncesto se hacen posibles con la ayuda de las luces ensartadas en los objetivos.



Mientras Argus II no restaura la visión "normal", muchos pacientes describen mirando hacia el cielo nocturno y la localización de la luna, o disfrutar de las luces de Navidad, fuegos artificiales e incluso los deportes en la televisión, ya que pueden detectar el movimiento en la pantalla. Para muchos pacientes, la recuperación de algún tipo de vista es significativa, ya que les permite una mayor interacción social, especialmente en ser capaz de determinar dónde hay gente alrededor de ellos. La ceguera puede ser muy aislante. Para aquellos que han sido ciego desde hace muchos años, que reciben una gran cantidad de placer en descubrir lo que pueden hacer con el sistema.
Siempre se está mejorando esta tecnología. Al igual que un teléfono o una computadora, Argus II puede actualizarse con las actualizaciones de software para mejorar el sistema operativo. Tales desarrollos de software incluyen la combinación de la visión por ordenador, manipulación independiente y una interfaz de usuario para ayudar a descifrar la información visual, lo que creará una experiencia más natural.

Los esfuerzos también están en marcha para reducir el coste del dispositivo. Mejoras de software ayudará en la reducción de costos. Esta terapia también puede ser ampliado para incluir a los pacientes que sufren de otras formas de ceguera, en primer lugar los pacientes con DMAE (degeneración macular relacionada con la edad), la principal causa de ceguera en el mundo occidental, que se estima que afecta a 20 a 25 millones de personas en todo el mundo.


Más avances son potencialmente en el horizonte, incluyendo el desarrollo de la Orion Cortical Prótesis, un implante que hará pasar el nervio óptico y estimular la parte visual del cerebro, lo que permite el tratamiento de casi todas las formas de ceguera.

Fuente: Livemint.com